‘Agallas’ para los bolsos FG

En nuestra página web quizás os habéis fijado en las palabras ‘Curtición natural’. ¿Qué significa esto? Antes de que una piel consiga el estado flexible y hermoso que está cuando Fernando la compra, ha pasado por  varios tratamientos. Uno de éstos es el proceso de curtición. La curtición cambia permanentemente la estructura de la proteína, convirtiendo una piel animal en cuero. Una piel animal se puede trabajar y no curtir, produciendo cuero crudo, que es más pálido que el cuero normal y más susceptible al daño del agua. El proceso de curtición se realiza naturalmente o químicamente; naturalmente usando taninos, y químicamente usando varios productos pero lo más común es el cromo. (La curtición al cromo es un proceso más rápido que la curtición natural y tiende a producir pieles un poco más extensibles) Los taninos  ocurren naturalmente en las cortezas y las hojas de muchos árboles….castaño, roble, tanoak, zarzo, manglar, cerezo… y también en agallas. ¡Esto nos conduce a nuestro título! Las agallas (las bolas formadas por una avispa específica, también conocidas como ‘manzanas del roble’ en inglés) del ‘roble de la agalla’ (cómo se lo llama en inglés), o Quejigo (Quercus Faginea) son particularmente alto en taninos. El Quejigo, un árbol hermoso, crece en nuestra zona (Parque Natural  Sierra de Grazalema)  y suele de estar lleno de agallas. Se cuenta que antiguamente se cosecharon las agallas para llevarlas en mulas a África, a Fez, para ser utilizadas en la industria de la curtición allí. ¿Quizás os preguntéis por qué tanto viaje? no había quejigos en Marruecos? Parece ser que el quejigo de allí es una subespecie,  Quercus Faginea ssp.broteroi  y se supone que la agalla que se produce en este árbol no es lo mismo, que no tiene la calidad tanina que tiene la agalla de aquí….

Pero quizás queréis saber… ¿exactamente cuales taninos naturales se utilizan en la curtición de las pieles que utiliza Fernando para sus bolsos?

Pues… ¡esperar al próximo blog …!

 

Advertisements