El Bolso de Karin

Os cuento: Erase una vez un artesano de cuero. Hizo un bolso y lo vendió a una guía alemana que vivía en Granada. A ella le encantó el bolso pero después de unos cuantos años decidió que ya había llegado el momento de renovarlo (como ella tenía que ir arreglada de guía y ya el bolso estaba un poco viejo…). Se fue a ‘La Tienda Chica’ y preguntó a Fernando si podría hacer otro igual. Fernando asintió pero con una condición, que le regalara el bolso original para tenerlo en la tienda y así los clientes pudieran ver lo bonito que se pone el buen cuero con los años (como el buen vino). Ella dijo que sí, y así el bolso se quedó en ‘La Tienda Chica’, viviendo feliz en el escaparate hasta que un día…..

Bueno, ya lo cuento normal…(!) A los clientes les encanta este bolso viejo y muchísimos quieren comprarlo. Una vez clarificado que no puede ser, lo que quieren saber es si Fernando podría hacer uno igual. Como sabéis, a Fernando no le gusta repetir así que al principio decía que no, pero de tantas veces y de tanto pedir, ya decidió que sí, que lo hará… que este bolso ‘único’ dejará de serlo.

Que quede claro, es oficial, este bolso se está repitiendo… pero ¡con algún toquecito especial!

 

Advertisements